Científicos aseguran que el "Big Bang" ni fue grande ni fue explosión

Sábado, 10 Enero 2015
(1 Voto)

 

Antes que nada, te pido un favor: no leas este artículo. Antes de leerlo, primero mira este video. Dura muy poco: sólo 3 minutos y 27 segundos. Se trata de un nuevo estándar de video, la tecnología 4K UHDV (Ultra Alta Definición). Míralo a pantalla completa. Sube el volumen. Relájate.

  • Soberbio. Dan ganas de aplaudir, ¿verdad?

A mí, sí. Me dan muchas ganas de aplaudir, con entusiasmo.

Aplaudir, sí, pero ¿a quien?

Aplaudir a los autores de semejante obra de arte

Esta obra de arte tiene dos tipos de autor. Pero, generalmente, sólo sabemos ver uno de ellos...

A menudo me pregunto porqué razón, en el mundo actual, de los dos tipos de autor, sólo aplaudimos al autor, diríamos, con menos mérito.

Intentaré explicarme...

Para muchas personas en nuestro mundo civilizado, todo esto que podemos ver en este video es considerado como un simple producto de la casualidad. No me refiero a la Ultra Alta Definición 4K ni a la música, ni al guión. Me refiero a los personajes del video. Aunque todos coincidan en admirarse (porque es admirable y, en eso, todos coincidimos, curiosamente), la verdad aceptada es que, en la belleza y fuerza de este tigre, por ejemplo, o en la exhuberancia de este soberbio hipopótamo -por mencionar solo un 1% de lo expresado en este video-, no hay ningún mérito, sino que son el simple producto de una casualidad evolutiva, originada por una inconcreta explosión de hace millones de años.

  • Los personajes de este video son el simple producto de una casualidad evolutiva, originada por una inconcreta explosión de hace millones de años

Algo muy insulso, muy poco poético, demasiado banal para ser ni mencionado.

La paradoja es que, por otro lado, nadie se atrevería a dejar de admirar (y si estuviera en un plató, dejar de aplaudir, y con entusiasmo), al director del video o al equipo de profesionales (ingenieros, creadores cinematográficos, desarrolladores informáticos, etc.) que han alcanzado un nivel tan alto de dominio de un conjunto de técnicas capaces de mostrar imágenes en movimiento con tanta perfección, como la UHDV, esta nueva tecnología 16 veces superior a la alta definición y hasta 75 veces superior al sistema PAL.

Y en eso estoy de acuerdo: es de admirar la capacidad humana que ha hecho posible que todo ese mundo que estaba allí, en lejanas selvas, muy lejos de nosotros para siempre, pueda llegar a nuestros hogares, de forma tan nítida, tan real.

¡Chapeau! para ellos. Está claro. No dejamos de reconocer el valor a todo el esfuerzo profesional que hay detrás de esa y de tanta tecnología que, día tras día, no deja de sorprendernos.

Ok.

Pero, me pregunto: ¿por qué razón una cámara fotográfica de última generación (por ejemplo la Canon EOS 7D) es una extraordinaria creación, mientras que un ojo humano es una simple evolución?

 

Pero, ¿y eso del Big Bang del título?

Hablando del Big Bang resulta que nos lo hemos creído porque científicos nos han dicho que fue así, pero resulta que si intentamos averiguar un poco más, nos daremos cuenta que esa teoría, para los que la entienden (ya que la mayoría sólo la cree, ciegamente, aunque no sabe nada de ella; y pido perdón si alguien se ofende, ya que, de corazón lo digo, no es ésta mi intención; sólo te pido que hagas una prueba: pregunta a 7 personas, conocidas o no, al vuelo, sin seleccionar:

  • ¿Cuál fue el origen del Universo?

Y, para darle alguna pista más:

  • ¿Qué cree usted que fue el Big Bang?

Escribe sus respuestas, y me las pones en el comentario al pie de este artículo, por favor, y lo comentamos :-)

Y si te es más cómodo mandármelo por email, adelante: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Perdón por el inciso.

Sigamos.

El Big Bang ni fue grande ni fue una explosión

Los científicos que afirman entender esa Teoría del Big Bang, dicen que el origen del Universo no fue, en realidad, ni grande ni fue una explosión. Interesante. Lo que en realidad fue (¡agárrense, que vienen curvas!), fue, simplemente, esto: "el Universo se originó en una singularidad espaciotemporal de densidad infinita matemáticamente paradójica".

Perfecto.

Genial.

Y todos: "Sí, bwana".

De forma que eso tan complicado ha acabado siendo una verdad indiscutible, la cual, además, se afirma que ha demostrado (comprobado científicamente :-) que no existió ninguna creación, como decían los antiguos.

"Hombre, Josep ¿no me dirá usted ahora que todavía cree en estas cosas? Le creía más inteligente..."

No me considero inteligente. Pero sí que me interesa ser cada día más sabio.

E invito a todos a hacer lo mismo. Cuanto más lo intentemos, más fácil será nuestra convivencia, menos odio habrá y más paz habrá en nuestro interior y en nuestro mundo.

  • Una cosa en la que no creo categóricamente, es en los Reyes Magos que traen juguetes a los niños.

Nosotros vivíamos en un 4º piso y nos lo creíamos todo, como todos los niños. Pobres niños, ilusos de ellos...

Me acuerdo perfectamente que mis padres dejaban tres copas y una botella de champagne en la mesita de la sala de estar, junto al balcón; al día siguiente las tres copas estaban con restos de bebida, la botella semi vacía y el balcón lleno de regalos. Como si fuera magia. Y, para nosotros, era más que magia, era realmente real y fantástico.

Perdón, otra vez, por el inciso. Otro día explico eso que, realmente, se las trae... Hoy es 10 de enero, y tengo eso tan reciente que no puedo dejar de entristecerme al ver estas mentiras colectivas que, después, originarán la falta total de fe en las cosas esenciales y propiciarán sólo la certidumbre en aquello que la ciencia afirma o, a lo sumo, cuentan los periódicos.

Sigamos.

El ser humano es el Creador

Existió una evolución, se dice. Creación es cosa del pasado. O, mejor dicho, la creación sólo es posible si el autor es un ser humano. Éste sí, el hombre (y habría que decir: "y la mujer"), éste sí que es un verdadero "creador". Son las teorías que tuvieron su nacimiento en el siglo XIX con el Romanticismo: la exaltación del "Yo", del Superhombre... Ideas que, entre otras cosas, llevaron en aquella época a más de un intelectual al manicomio e hicieron posible ideologías como el nacismo.

La teoría de la evolución o la teoría del Big Bang se han convertido en verdades absolutas, incuestionables en el mundo de hoy, para un porcentaje muy elevado de personas, al menos en el mundo llamado occidental, el mundo rico, el mundo inteligente, el mundo que está a punto de destruir su propio planeta, de tan inteligente que es...

Por eso invito humildemente, desde este pequeño espacio, a la reflexión. No tanto "científica", sino más bien humana, ética, de valores profundos.

  • ¿Por qué es arte, por ejemplo, el autoretrato que Pablo Picasso pintó de él mismo y, sin embargo, su rostro real (o el rostro de cualquier ser humano) no es arte?

Son sólo meditaciones en el inicio de este nuevo año...

Me pregunto: ¿no sería más ético situar las teorías en su lugar?

¿No sería más ético y razonable situar las teorías en su lugar exacto: teorías, hipótesis, posibilidades, conjeturas... y dejar abierta nuestra mente a aceptar que, quizás (digo quizás, no vaya usted a alterarse y cerrar esta página, digo: quizás) sí que existió un ser creador de todas las cosas, al cual, a lo largo de la historia, según las culturas y los tiempos, se le ha llamado con diferentes expresiones y nombres?

  • ¿Existirá un ser más ingenioso que cualquier ingeniero, y más delicado que cualquier artista, y más sabio que cualquier científico o Premio Nobel?

¿Existirá un ser (una fuerza, una energía, un poder...) muy sabio cuya mayor creación fue la del propio ser humano (pues lo hizo a Su semejanza)? ¿Un ser -una fuerza, energía, poder...- capaz de crear un ser humano capaz, a su vez, de ser inteligente, capaz de ser ingeniero, de ser poeta; capaz de amar, de imaginar, de crear? Este ser humano con un cuerpo hermoso y proporcional, equilibrado y estético. Un ser creado capaz de ser, a su vez, creador. ¿No es esto más verosímil que esforzarse obstinadamente en creer que "el Universo se originó en una singularidad espaciotemporal de densidad infinita matemáticamente paradójica"?

Repito. Son reflexiones.

No quiero sentar cátedra.

¿Por qué tragarnos lo del Big Bang, sin más?

Pero me molesta que mucha gente se trague lo del Big Bang (que, sin repetirme, quiero reiterar que, según los expertos, no fue ni grande ni fue explosión) o la teoría de la evolución (lo del mono que, de tanto levantarse a coger fruta, se quedó de pie :-) aunque esto lo dejo para otro artículo, que se lo merece...) y, de un plumazo, se haga ignorar, como por real decreto, todo lo que la humanidad ha creído desde su inicio hasta hace poco más de unas decenas de años; todo lo que la humanidad (fuera del estrecho pero poderoso ámbito del mundo llamado occidental) sigue creyendo hasta el día de hoy.

Es aquello de "ahora nosotros sabemos la realidad; los antiguos, pobres, eran ignorantes".

Nosotros, los occidentales, los ricos del planeta, sí que tenemos el conocimiento. Los demás, son subdesarrollados...

Y así nos va.

Es evidente que ha habido un gran progreso tecnológico en Occidente. Por ejemplo la inteligente 4K UHDV que ha motivado, sin que yo lo esperase, la escritura de este artículo.

  • Pero recordemos que una cosa es la inteligencia y otra, muy distinta, es la sabiduría.

En la sabiduría hay humildad. Y demasiadas veces en la inteligencia hay soberbia, como la altivez del adolescente que desprecia a su padre porque está desfasado.

Vivimos en un mundo adolescente que piensa ser tan adulto.

Y esto, aparte de ser muy injusto y triste, es sumamente peligroso.

Por eso aumentan asustadoramente las estadísticas sobre el estado del planeta que nos alarman e inquietan. Por ejemplo: el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra continúa avanzando de forma peligrosa. Ése es el día del año en que la humanidad ha consumido todo lo que ha sido capaz de regenerar y a partir del cual la Tierra entra en números rojos. Esta fecha sirve de indicador de la velocidad a la que nos estamos comiendo el planeta. En el año 2000 ese día límite fue el 1 de octubre y el año pasado, increible, fue el 19 de agosto, es decir: ¡más de 4 meses en números rojos! Sería equivalente a quedarnos sin dinero el día 20 de cada mes. ¿De qué viviríamos los 10 días restantes?

Pensando ser adultos, aun somos adolescentes.

Citando datos recientes de España: las cifras de violencia de adolescentes que insultan y agreden a sus padres (y no estamos hablando de clase baja, sino de clase media / media alta) está aumentando muchísimo en los últimos años en nuestro país (no tengo datos de otros países). Y si alguien no me cree, que se lo pregunte al juez de menores Emilio Calatayud que ha visto "bocas partidas, piernas rotas de los padres como consecuencia de las agresiones que sufren de sus hijos".

  • Sin querer insultar: ¿quien será, en realidad, el ignorante?

Dejo aquí estas cuatro ideas.

Espero, durante este año, tener tiempo y fuerzas para seguir invitando a este tipo de reflexiones.

Seguro que habrá quien tenga argumentos en contra (incluso insultos). O, lo que es peor: la indiferencia. No se porque éste está tan preocupado con cosas tan irrelevantes...

Pero si a alguien le es útil y le ayuda a reflexionar, a escapar, a vencer sus miedos, a mejorar su propia vida, a ser más libre, me sentiré muy satisfecho. Habrán valido la pena los insultos.

Porque, en el fondo de este asunto (que no entraré hoy) hay algo que no es filosofía ni ganas de calentarse la cabeza con teorías. Lo importante es que:

  • De estas concepciones depende, en buena medida, nuestra propia felicidad como seres humanos y nuestra capacidad para transformar nuestro mundo hacia algo mejor.

Hay quien está despertando y haciendo despertar a otros

Me merecen mucho respeto personas como Joan Antoni Melé, un banquero que habla de economía y conciencia, de ética en la banca, y no duda públicamente de afirmar con franqueza y vehemencia, que el ser humano no es producto de una evolución de los animales. Nos lo explica muy bien. "Si venimos del animal, entonces somos animales que luchan por la supervivencia. Y si esto es así, no tenemos más remedio que hacer como nos enseñaron en las clases de economía en la Universidad cuando yo estudié: la supervivencia es una lucha en la que el más fuerte vence al más débil".

Démonos cuenta de lo serio que es esto. ¿En qué valores hemos (digo hemos :-( creído?

  • La teoría de la evolución aplicada al trabajo humano: "Luchar unos contra otros, para que venza el más fuerte".

Hay otras personas que, desde este ámbito ético-empresarial, también apelan a la conciencia, buscan una economía que esté al servicio del ser humano.

Pero de esto ya hablaré en otro artículo sobre internet ético.

Feliz año 2015.

Y buen 2016, 2017, 2018...

Buen futuro, en general, ya que el futuro no puede encasillarse en años.

Dos ejemplos más de tecnología 4K, con personajes diseñados por el mismo autor

  • El sol durante 15 días de octubre de 2014

 

  • Selvas, insectos y reptiles de Costa Rica

 

Hits: 1583

1188 veces

Sábado, 31 Octubre 2015

Josep Massó

Este artículo lo ha escrito Josep Massó i Carreras (de pequeño, en casa y en la escuela me llamaban Pep).

Me dedico al diseño y desarrollo web. Trabajo para mejorar la presencia en internet de empresas, federaciones, fundaciones, profesionales, autónomos...

Hay tres ámbitos que me apasionan:

  1. el internet bien hecho (la tecnología que hay detrás de la web),
  2. el internet bello (el diseño que lo convierte en comunicación agradable y útil)
  3. el internet ético (los valores que, gracias a la tecnología, podemos transmitirnos unos a otros, para cultivar nuestra esencia espiritual actualmente tan marginada).

www.crosimasso.net