Antes de existir Facebook (en 2007) no hacía falta explicar lo que era un blog, y su utilidad era más que evidente para quien navegaba por internet.

Hubo teóricos y defensores del blog, también llamado bitácora, o diario de viaje online. Ahora hay que reexplicarlo. Porqué, todavía hay gente que piensa que Facebook y las redes sociales en general han substituido a los blogs personales e, incluso, a los sitios web.

Pero esto, rotundamente, no es así. Vamos a intentar explicarlo.